Nadie podrá cobrar menos de 900 euros