¿Cuánto han bajado realmente los sueldos?