Los salarios medios de los ejecutivos de las grandes empresas en EE.UU. bajan un 8,5% en 2008