Salgado admite que las previsiones económicas podrían no ser las mismas si se elaboraran ahora