El sector del automóvil rebaja sus previsiones de cierre para 2011