El sector inmobiliario empieza a despegar