La segunda fuga de ácido clorhídrico esta semana en El Prat acaba sin heridos