Cada semana tiramos a la basura 23,6 millones de kilos de comida