El paro sigue estancado en la zona del euro pese a la recuperación del PIB