Los sindicatos catalanes estudian movilizarse si el Gobierno de CiU no da marcha atrás en los recortes