Los sindicatos rechazan la oferta de Yamaha de continuar fabricando un modelo