El nuevo sistema compensará a las zonas menos ricas y cumplirá los estatutos