El fondo soberano chino niega que vaya a invertir en las cajas españolas