Los pequeños comercios, en peligro por la subida del alquiler en el centro de Barcelona