La subida de la factura energética eleva el déficit comercial el 1,3 por ciento