El superávit comercial de China se redujo un 6,4 por ciento en 2010