La suspensión de la huelga de los transportistas es considerada una victoria de Papandréu