La tasa de paro en Europa se eleva al 7% con España a la cabeza