El objetivo de los taxistas madrileños, boicotear Fitur