Los taxistas mantienen su protesta contra la invasión de licencias de Uber y Cabify