Los trabajadores de Metro despejan la vía para un acuerdo negociado