Los trabajadores de astilleros de Sevilla se enfrentan a la Policía