El 71% de los trabajadores teme perder su trabajo y un 75% tiene estrés