El trabajo soñadio, a un tuit