Los transportistas alertan de una posible escasez de AdBlue: los fabricantes paralizan su producción