El turismo de lujo, inalcanzable para el presupuesto de los jóvenes