Los turistas franceses llenan las calles de Lloret de Mar