Los usuarios del avión caen el 21 por ciento y los del AVE suben el 9,4 por ciento en 2009