Las ventas de Toyota en Estados Unidos cayeron un 6,8 por ciento en julio