Las ventas del comercio minorista bajaron el 0,8 por ciento en la UE durante 2008