Vichy Catalan ofrece mantener toda la infraestructura de Cacaolat y una nueva fábrica