La ley por la que se vigilarán los grandes sueldos en la banca entra en vigor