La vivienda se dispara entre enero y marzo: sube casi un 10%