El 'stock' de viviendas nuevas descendió un 0,08% en 2010, hasta las 687.523, la primera caída desde 2005