Volatilidad e incertidumbre: claves para el tercer trimestre de 2018