1.000 millones al año tirados a la basura: un 21% de estudiantes deja la universidad sin acabar la carrera