¿Es eficaz la prisión permanente revisable?