El final de ETA entra en campaña