La participación en el 26-J, tres puntos por debajo a las del 20D