El encuentro con Chile, crucial