Los errores y los comisarios destrozan la carrera de Alonso, que termina 14º