Las estadísticas confirman el 'modelo España'