Las estadísticas favoren a Alemania... pero también a España