La campaña europea llega a su recta final a una semana de las elecciones