Una exposición muestra la mirada fotográfica, móvil en mano, de Pasqual Maragall