Los fallos defensivos condenan al Rayo (1-3)