Las familias de menores asesinados hacen campaña en la calle por la prisión permanente revisable