Los fiscales alegan que el médico de Jackson actuó con demasiada lentitud