Un fotógrafo rebate la versión dada sobre la caída de Madonna de un caballo