El gol de penalti español, anulado